viernes, 29 de septiembre de 2017

Alejandro Magno.....

He escuchado una hermosa historia antigua que trata sobre un gran emperador famoso, Alejandro Magno. 

Cuando su maestro, Arístóteles, supo que Alejandro había invadido India, le pidió:
-Cuando vuelvas, tráe­me los cuatro Vedas de los hindúes. Ha habido rumores que esos libros contienen todo el conocimiento del mundo; que si se conocen los cuatroVedas, se conoce todo. Por eso, tráeme esos cua­tro Vedas.
Alejando dijo:
-Eso es muy simple.
Pero en aquellos días los Vedas no estaban impresos porque, los hindúes, incluso por cientos de años –después de que se inventara la imprenta– nunca quisieron que sus fuentes de sabiduría se imprimieran y fueran vendidas en el mercado.
La cosa parecía muy fácil pero, en realidad, era difícil, pues sólo algunas familias de brahmanes muy prominentes podían tener alguna copia. Y después de tanto buscar, por fin, se encontró con gente que tenía alguna noticia. Ellos, haciendo alusión al anciano que se encontraba allí, dijeron:
-Él tiene una de las copias más auténticas de los Vedas.Los podrás conseguir de él.
Alejandro se acercó al anciano, expuso su necesidad y, éste, contestó:
-No hay problema. Pero, por tradición y por lo sagrado que es para nosotros, sólo podemos dar los Vedas cuando el sol está ascendiendo. Has venido en un momento inadecuado, el sol se está poniendo. Ven mañana por la mañana, justo antes del amanecer, en el momento en que el sol comienza a ascender, y yo te entregaré los cuatro Vedas.
                                                                                   
Alejandro dijo:
-No pensaba que sería tan simple, ¿no me pides nada a cambio?
                                                                                   
El anciano respondió:
-No. El hecho de que difundas los Vedas a lo largo y ancho del mundo es suficiente. Ven temprano por la mañana.
Alejandro suspiró:
-Hecho, y se retiró. Pero no sabía que el anciano era muy listo.
Tras la ida de Alejandro el anciano convocó a sus cuatro hijos y, toda la noche, estuvieron sentados junto al fuego.
El anciano distribuyó los cuatro Vedas entre sus hijos, según sus edades. Luego ordenó que leyeran una página de modo que él pueda oír correctamente, y, ellos, recordar perfectamente y tirarla al fuego. Por la mañana tenía que haber ardido los cuatro Vedas y, ellos, tenían que haberse convertido en los cuatro Libros Sagrados. Después, los muchachos, iban a ser ofrecidos a Alejandro Magno.
Así lo hicieron y, por la mañana, cuando apareció Alejandro se quedó anonadado, pues los cuatro Vedashabían terminado de arder. Entonces el anciano intervino, ante el silencio de Alejandro, diciendo:
-Ahora puedes llevarte a mis cuatro hijos. Tienen una memoria perfecta; repetirán los Vedas a la perfección. No podía darte los Vedas porque eso nunca se ha hecho, pero puedo darte a mis hijos. Les he enseñado a memorizar durante toda mi vida. Basta con repetir una cosa para que se quede grabada en su memoria como si estuviera escrita en piedra.
Alejandro fue derrotado por el anciano. No podía llevarse a los cua­tro hijos porque no conocía el significado de lo que decían; ellos no po­dían explicar nada. La lengua era diferente y no podían traducir, no sabían griego. ¿De qué le serviría llevárselos?
La memoria, aunque sea sumamente entrenada –como la de un erudito religioso o un líder político, o como la de los cuatro hijos del anciano– no dejará de ser parte del bío-ordenador natural útil y apta para recordar. Las universidades y las escuelas que todavía dependen del cultivo de la memoria, se engañan a sí mismos y al público en general porque piensan que eso es inteligencia. La memoria no es inteligencia.
La diferencia entre la memoria y la inteligencia es enorme. La memoria depende de la repetición o del entrenamiento constante; en cambio, la inteligencia, depende de la experiencia, del contacto con la realidad en el momento presente. La inteligencia no depende del pasado. Es más: inteligencia es la capacidad de vivir el momento, de saborearlo, de degustar, de experimentar todos los rincones de la vida, aquí y ahora. Es saber ‘arreglárselas’ en éste momento. 

Si éste momento trae consigo lucha, lucha totalmente; si éste momento trae descanso, descansa totalmente; si éste momento trae risa, ríe hasta las últimas consecuencias, ríe hasta llorar, ríe hasta que te dé calambre… 
Vivir el momento totalmente, es inteligencia.

Resultado de imagen para alejandro magno

jueves, 28 de septiembre de 2017

Metáfora de las piedras....

. Un experto en gestión de empresas quiso sorprender a los participantes de su conferencia. Sacó de debajo del escritorio un frasco grande de boca ancha. Lo colocó sobre la mesa, junto a una bandeja con piedras del tamaño de un puño y preguntó: – ¿Cuantas piedras piensan que caben en el frasco? Después de que los asistentes hicieran sus conjeturas, empezó a meter piedras hasta que llenó el frasco. Luego preguntó:- ¿Está lleno? Todo el mundo lo miró y asintió.
Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con gravilla. Metió parte de la gravilla en el frasco y lo agitó. Las piedrecillas penetraron por los espacios que dejaban las piedras grandes. El experto sonrió con ironía y repitió:- ¿Está lleno? Esta vez los oyentes dudaron:- Tal vez no.- ¡Bien! Y puso en la mesa un cubo con arena que comenzó a volcar en el frasco. La arena se filtraba en los pequeños recovecos que dejaban las piedras y la grava.- ¿Está bien lleno? preguntó de nuevo.- ¡No!, exclamaron los asistentes. Bien, dijo, y cogió una jarra de agua de un litro que comenzó a verter en el frasco. El frasco aún no rebosaba.
-Bueno, ¿qué hemos demostrado?, preguntó. Un alumno respondió:
– Que no importa lo llena que esté tu agenda, si lo intentas, siempre puedes hacer que quepan más cosas.
-¡No!, concluyó el experto: Lo que esta lección nos enseña es que si no colocas las piedras grandes primero, nunca podrás colocarlas después.

Motivación ,por que la perdemos a veces......

por que perdemos la motivación....cuantas veces nos preguntamos eso ,aqui algunas ideas q me parecieron excelentes..
1. Visualizar un propósito claro.
Todo lo que uno hace está destinado, de una manera u otra, a cumplir un propósito. Cuando es claro y su visualización trae cierta satisfacción, es más fácil mantenerse motivado. 

Uno de los trucos más fáciles para mantener el entusiasmo es hacer una lista de los propósitos que se quieren alcanzar y pegarla en la puerta de la nevera, sobre un espejo o cualquier superficie que se mire a menudo. El recordatorio constante de los “porqués” es una poderosa herramienta para alimentar o reavivar la motivación.  

2. Definir objetivos intermedios.
Tony Robbins, posiblemente el principal orador motivacional y coach de desarrollo personal, dice: "Una fuente importante de estrés en nuestras vidas proviene de la sensación de que tenemos un número imposible de cosas que hacer. Si tomas un proyecto y tratas de hacer todo a la vez, la sensación final será abrumadora".

Lo ideal es separar el propósito principal en partes, estableciendo objetivos intermedios y un sistema de mini-recompensas por cada objetivo logrado. La sensación de ir alcanzando objetivos generará una sensación de progreso y las pequeñas recompensas ayudarán a mantener la motivación necesaria para seguir en camino. 

3. No demonizar los pasos en falso. 
Un propósito puede alcanzarse de diversas maneras: el tener una estrategia que no dé resultados no quiere decir que no vaya a alcanzarse el objetivo, sino simplemente que hay que tener la voluntad de cambiar de táctica. 

Como dijo Thomas Edison: “No he fallado. Sólo he encontrado 10.000 maneras que no funcionan

4. Rodearse de gente positiva.
Es increíble lo que el rodearse de gente positiva puede hacer por uno. Es increíble también el efecto devastador que puede tener exactamente lo contrario. 

Tener a la gente adecuada alrededor es crucial para el éxito: la gente positiva emite una energía motivadora que ayuda a mantenerse sobre el camino. Compartir el propósito y los objetivos intermedios alcanzados e intercambiar ideas con este tipo de personas generará una sensación de positividad que mantendrá el entusiasmo y la motivación a la orden del día. 

5. Pensar más allá de uno mismo. Muchas veces, el propósito de la búsqueda tiene resultados positivos para alguien más que para uno mismo. Enfocarse en el bien que puede aportarse al prójimo (o al medioambiente, o a la sociedad) es una poderosa fuente de motivación. 

6. Considerar los éxitos alcanzados previamente. 
Es importante saber reconocer los puntos fuertes de uno mismo, y no subestimar los éxitos que han sido logrados a lo largo de la vida. Ya sea haber terminado una carrera universitaria, haber aprendido un idioma o habilidad nuevos o haber obtenido ganado una carrera en el instituto, cualquier tipo de éxito puede ayudar a no subestimar el poder y la perseverancia de uno mismo para lograr objetivos. 
7. Aprovechar los obstáculos. 
Al intentar alcanzar un propósito que valga la pena, la pregunta no es si habrá obstáculos, sino cuándo aparecerán

Los obstáculos no sólo son una parte ineludible del proceso, sino que además aportan el desafío necesario como para tener que abrir la mente y pensar en distintas alternativas. Cada obstáculo superado es una nueva lección aprendida. 

8. Mantener un diario. 
Para mucha gente escribir es terapéutico, ya que exterioriza y plasma sentimientos y sensaciones que a veces no se pueden procesar mentalmente. Al sentirse desmotivado, escribir sobre eso y sus posibles razones puede ser una poderosa herramienta para sobreponerse. 

Mantener un diario también será de utilidad para llevar registro de las sensaciones experimentadas a lo largo del proceso, recordar los objetivos intermedios alcanzados y evaluar la forma de abordar los desafíos.

9. Hacerse preguntas.
Earl Prevette, autor de “Cómo convertir tus habilidades en dinero”, declara: “Haga preguntas suficientes y encontrará la respuesta. Hacer preguntas comienza una interminable cadena de ideas, cada una sugiriendo varias otras. La mayoría de las invenciones y mejoras son el resultado de una pregunta de la cual alguien quiso saber la respuesta”.


para pensar....

Un poderoso rey encontró finalmente el amor. Su joven esposa tenía todas las condiciones que un hombre pudiera desear en la vida. Además de ser hermosa y atractiva, era alegre y entusiasta, con un corazón amoroso siempre abierto a ayudar a los demás. El amor fluía entre ellos como en pocas ocasiones se había visto.

En los actos protocolares ella caminaba orgullosa a la par del rey. Muy alagado el monarca pensaba: “Cuánto me quiere. Ella sabe que el protocolo indica que debe permanecer detrás de mí, que mis súbditos pueden ir a prisión si no hacen eso, sin embargo ella me ama tanto que siempre quiere estar a mi lado”.

En cierta ocasión, ella se disponía a comer una manzana. Era la última que quedaba y tenía un brillo que la hacía realmente apetitosa. En eso llegó el rey y al ver aquella fruta resplandeciente manifestó su deseo de comerla. Ella lo miró con dulzura, le dijo que era la última que quedaba pero que no tenía problema en compartirla. Tomó un cuchillo, la cortó en dos y de inmediato le ofreció una de las mitades a su esposo. El monarca pensó: “Cuánto me quiere. Ella es capaz de compartir lo que sea conmigo. Que suerte he tenido”.

Pasaron unos años antes que se presentaran problemas en la pareja. Tras un fuerte altercado, ella se retiró del amplio salón en el que discutían, dejando al Rey solo. De inmediato el soberano mandó a llamar a su consejero para quejarse amargamente de su esposa.

- Ella nunca me quiso – decía lleno de rabia -, cada vez que tenemos un acto protocolar es incapaz de permanecer detrás de mi, siempre se pone a mi lado y olvida que yo soy el monarca y que nadie puede ponerse a la par del rey. Es una insolente, no me ama, no respeta la dignidad de mi majestad. Lo que siempre quiere es brillar ella por encima de mí.

- Pero su majestad – alcanzó a decir el consejero.

- No me interrumpa – gritó el rey –. Definitivamente ella dejó de amarme hace mucho tiempo. Recuerdo aquella vez que llegué hambriento, solamente había una manzana y ella fue incapaz de dármela. Lo único que alcanzó a hacer fue cortarla en dos y darme el trozo más pequeño. Que insolencia, tratar así al Rey, ¿no se da cuenta que ella es sólo un súbdito? He mandado a cortar muchas cabezas por mucho menos que eso.

Y las quejas continuaron por mucho tiempo…
Un hecho puede ser visto desde distintas perspectivas por una misma persona dependiendo de su estado de ánimo y/o de la condición emocional en que se encuentra. ¿Cuántas veces hemos dejado que un pésimo estado de ánimo o una mala actitud mental desvirtúe la belleza, las virtudes y las bondades de quienes tenemos a nuestro lado?


miércoles, 27 de septiembre de 2017

el optimista........


EL OPTIMISTA

1...Los optimistas se aman, procuran un alto nivel de autoestima, se valoran y aprovechan lo mejor posible sus talentos personales innatos.

2...Los optimistas aceptan a los demás como son, y no malgastan energías queriendo cambiarlos, sólo influyen en ellos con paciencia y tolerancia.

3...Los optimistas son espirituales, cultivan una excelente relación con Dios y tienen en su fe una viva fuente de luz y de esperanza.

4...Los optimistas disfrutan del "aquí" y el "ahora", no viajan al pasado con el sentimiento de culpa ni el rencor, ni al futuro con angustia. Disfrutan con buen humor y con amor.

5...Los optimistas ven oportunidades en las dificultades, cuenta con la lección que nos ofrecen los errores y tienen habilidad para aprender de los fracasos.

6...Los optimistas son entusiastas, dan la vida por sus sueños y están convencidos de que la confianza y el compromiso personal obran milagros.

7...Los optimistas son íntegros y de principios sólidos, por eso disfrutan de paz interior y la irradian y comparten, aún en medio de problemas y crisis.

8...Los optimistas no se desgastan en la crítica destructiva y ven la envidia como un veneno. No son espectadores de las crisis
sino protagonistas del cambio.

9...Los optimistas cuidan sus relaciones interpersonales con esmero, saben trabajar en equipo y son animosos sembradores de fe, esperanza y alegrías.

10...Los optimistas también tienen épocas difíciles, pero no se rinden ni se dejan aplastar por su peso, ya que saben que aún la noche más oscura tiene un claro amanecer y que por encima de las nubes más densas sigue brillando el sol; que todo túnel, por más largo y oscuro que sea siempre tendrá otra salida y que todo río siempre tiene dos orillas. G.G.

Windsurf, Mar, Nubes, Puesta Del Sol, Naturaleza, Onda


jueves, 7 de septiembre de 2017

El poder dentro de mi...

El poder dentro de mí, y que respira en mi cuerpo, es la misma energía que me proporciona todo lo que necesito, de manera fácil y alegre.”


viernes, 1 de septiembre de 2017

que es la motivación..

La motivación nos llena de energía y entusiasmo. Pero ¿Qué es la motivación? ¿Cómo encontrarla? Y cuando la encontramos… ¿Cómo mantenerla?
La motivación son una serie de pasos que nos mueven a actuar.
Para que desees moverte, primero necesitas saber hacia dónde moverte ¿verdad?
Lo que te mueve, se le conoce como motivador.
Por ejemplo, si estoy enamorado de una chica, lo que me mueve a actuar… es la chica ¿no?
La chica es mi motivador.
Dependiendo de las circunstancias en las que te encuentres, tus motivadores son diferentes.
Por ejemplo, si tienes apenas lo necesario para sobrevivir, tus motivadores principales… serán la comida y un techo donde dormir ¿verdad?
Entonces, todos tus esfuerzos se enfocarán en obtenerlos.
Pero estos son los motivadores básicos, los necesarios para tu existencia.
Tu puedes elegir como llegar a esos motivadores, como obtener esa casa y comida. Como decidas llegar a ellos va a determinar tu carácter y tu vida.
Puedes elegir el camino honesto para alcanzar tus motivadores… o un camino negativo.
Ejemplo: Puedes elegir trabajar lavando coches o ayudar a alguna persona en su negocio como aprendiz, para obtener el dinero necesario para comer.
O puedes elegir robar a otras personas.
Como ves, las elecciones que vas haciendo para satisfacer tus motivadores empiezan a determinar tu carácter y tu vida.
El sexo es un motivador muy poderoso. El sexo con amor es una de las fuerzas más poderosas que existen. Con equilibrio, da enorme ánimo y poder para que emprendas todos tus sueños.
Si eliges satisfacerlo de forma negativa, puedes causar daño emocional a otras personas. Puedes quedar embarazada sin desearlo. Un hombre puede violar a una mujer. Una vecina orgullosa decía de su hijo adolescente: “¡Parece semental! Tiene 4 hijas, cada una con diferente mamá”. Esto no es para sentirse orgulloso ¿o sí?
Cuando llegas a satisfacer estas necesidades básicas, tus motivadores cambian.
Ahora lo que te mueve a actuar, es la necesidad de pertenencia. De sentirte parte de un grupo de amigos.
Es entonces cuando esta necesidad de ser apreciada te motiva. Si eliges satisfacer de forma positiva a este nuevo motivador, puedes llegar a ser una excelente amiga, o una buena jugadora del equipo de basket de la escuela, por ejemplo.
Pero cuando eliges el camino negativo, puedes juntarte con personas que les gustan las drogas, que roban, rebeldes, que no les gusta estudiar.
No es exagerado afirmar que la calidad de amigos que tengas en tu juventud determinará en gran parte tus ambiciones y sueños futuros.
Determinará la clase de persona que eres.
Después que este motivador lo has satisfecho, te motiva la sensación de seguridad. Esto se aplica especialmente a lo económico.
Es cuando estás en un trabajo estable… pero deseas ganar más dinero. Es entonces cuando tienes nuevamente los dos caminos ante ti: el positivo y el negativo.
Si eliges actuar positivamente, trabajarás con ahínco, te esforzarás por ser la mejor… para recibir de forma natural más dinero por tu trabajo.
En su forma negativa, puedes elegir el conformismo y quejarte de la empresa. O si eres Gerente de Compras, tener tratos oscuros con el Gerente de Ventas de otra compañía, para hacerte de dinero de forma deshonesta.
Cuando esta necesidad de seguridad está satisfecha… es cuando un nuevo motivador aparece en tu vida: la necesidad de trascender.
Esto es: quieres compartir tus experiencias con los demás para ayudarlos. Quieres hacer un libro científico, una estatua, buscas trascender a través de tus hijos.
Me encantó lo que leí de uno de mis ídolos Joseph Jaworski. El era un abogado que había alcanzado la cúspide profesional en Estados Unidos e Inglaterra. Pero se sentía vacío.
Entonces, le preguntó a personas de su misma edad, también de mucho éxito profesional, que como se sentían. Al igual que Joseph, sentían la necesidad de dejar huella en el mundo.
Descubrió que las personas no tienen miedo a morir… sino a no haber vivido plenamente.
A no haber dejado huella en este mundo.
Es por eso que observas a personajes de renombre en todas las áreas del conocimiento que, cuando han pasado el clímax de su éxito, comienzan a crear fundaciones para ayudar a las personas, a los animales y al mundo.
También… puedes elegir satisfacer esta necesidad de trascendencia de forma negativa.
Es el caso de Hitler, que quería que la raza Aria reinara por mil años en todo el mundo. Es el caso de la secta de los Davidianos en Waco, Texas, en donde su líder religioso prometió el paraíso a sus seguidores… a cambio del suicidio colectivo.
Como ves, elegir satisfacer de forma negativa tus motivadores, tarde o temprano te afecta a ti misma y a los miembros de tu grupo. El camino positivo siempre gana, tarde o temprano.
Ahora estás convencida de seguir el camino positivo ¿verdad? Quizás me digas: Edgar, no tengo nada que me motive ¿Cómo puedo encontrar lo que me motive? ¿Cómo puedo encontrar mis motivadores?
Primero, pregúntate a ti misma… ¿Qué me entusiasma más? Y deja que tu corazón te responda. Sin la intromisión del intelecto, solo déjate sentir.
Es posible que ahí encuentres varios motivadores.
¿Cuáles son tus mayores talentos? ¿Qué te haces sentir más feliz?
También, ve al puesto de revistas más cercano ¿Qué revistas te llaman más la atención? Los temas que más te gusten dicen mucho de ti.
Cuando estás hablando ¿De que hablas? Cuando estás reflexionando… ¿De que temas estás pensando? Eso dice mucho de lo que verdaderamente te gusta.
¿Qué cosas sientes que debes de hacer o conocer antes de morir?
Con todas estas preguntas, date un plazo, de una semana por ejemplo, en que las ideas gradualmente hagan ¡plop! en tu cabeza.
Son preguntas que, una vez sembradas, van a madurar respuestas en los momentos que menos esperes. Simplemente ponte alerta.
Ya que tengas tus motivadores (pareja, casa, más dinero, viajar, auto, etc.) es muy importante que los mezcles con alguno de los estimulantes de la mente.
Cuando tus motivaciones no las mezclas con ningún estimulante, es por eso que nunca actúas.
El estimulante más poderoso es el amor.
¿Recuerdas cuando has estado enamorada?
Haces mil y un locuras por el chico ¿verdad? Pero cuando el estimulo del amor desaparece te dices a ti misma ¡que tonterías he hecho! El amor fue el estímulo que te movió a actuar.
La pasión por hacer lo que más te gusta, te impulsará a hacer las mismas locuras por alcanzar tus sueños, como hiciste con aquel chico.
Recuerdo lo que leí del cómico “Chabelo”. El decía “es importante que ustedes hagan lo que más les gusta. Si no… van a sufrir mucho”.
Por eso, entrégate a hacer lo que más le haga feliz a tu corazón.
Cuando te juntas con un equipo de trabajo, es un estímulo muy importante también. Es como un equipo de ciclismo. Si son cuatro ciclistas, por ejemplo, uno de ellos se adelanta y “jala” a todo el equipo. Cuando se cansa, otro ciclista lo releva y sigue jalando al equipo.
La autosugestión es otro estimulante de la mente muy poderoso.
Las personas llegan a ser, lo que sus pensamientos dominantes. Si cuando despiertas lo primero que haces es pensar en tus motivaciones, cuando platicas, hablas de tus motivaciones, y antes de dormirte, estás pensando en tus sueños…
Tus ideas cobrarán vida propia y te impulsarán a actuar.
La imaginación es otro estimulante de la mente. Dice el Dr. Emile Coué: “Cuando la voluntad y la imaginación están en conflicto, la que triunfa siempre es la imaginación”.
Imagina con todo detalle tus sueños y cárgalos emocionalmente.
Los pensamientos negativos, lo único que consiguen, es obstruir el paso a la acción.
Son como la basura que obstruye el tubo del drenaje. No deja pasar el agua. Una vez que no hay basura, el agua fluye hacia el otro lado del tubo.
Una vez que los pensamientos negativos no obstruyen tus sueños… caminas para hacerlos realidad.
¿Cómo mantener la motivación? Dice Zig Ziglar: “La gente muchas veces dice que la motivación no dura. Bien, tampoco nos dura el baño que tomamos en la mañana; por eso la recomendamos diariamente”.
Los mejores atletas no hacen ejercicio una vez a la semana ¿verdad?
Lo hacen casi diario y por muchas horas. Para nadie es un secreto que para ser un buen cantante, guitarrista o destacar en cualquier actividad hay que entregarse por completo.
¿Qué te hace pensar que la motivación es diferente?
Ejercita diariamente tu motivación. Las satisfacciones y resultados de tu esfuerzo se verán reflejados en una mayor felicidad y control de tu vida.
Recuerda lo importante que es rodearte de personas positivas y con elevados ideales. Yo mismo he comprobado la increíble energía y motivación que da juntarse con personas triunfadoras y con visión.
¡Adelante! La experiencia es hija de la acción, y lo que te queda después de haber leído todo esto… es actuar.
Dicen que mucho de lo que aprendemos… forma parte de nuestras bibliotecas. Pero no de nuestras vidas.
Espero que este artículo forme parte de tu vida.

¡¡Suerte!!



Cuidado con lo que te dicen!!!....puede que te lo creas..

Un querido amigo y amiga también, que fueron capacitados por mí , muy capases, lo cual los tuve como Asesores Comerciales en una ...